El seguro de salud familiar: Beneficios y ventajas para todos

Los aseguradores de salud que tienen una familia pueden optar por un contrato familiar para ofrecer una protección adecuada a su cónyuge e hijos. Contratando un seguro de salud para toda la familia se optimizar el acceso a la atención médica para todos los miembros de la familia. Hay que saber que los gastos médicos para los niños pueden ser muy caros (medicamentos, aparatos dentales, ópticas, consultas médicas…). Gracias al contrato familiar, los padres pueden proteger mejor a sus hijos y, al mismo tiempo, beneficiarse de un importante ahorro en las primas.

Seguro de Salud Familia: ¿Cómo elegir?

El seguro médico familiar debe elegirse teniendo en cuenta las necesidades de cada beneficiario: esta etapa es difícil, sobre todo para las familias numerosas. Antes de elegir una póliza de salud para toda la familia, es recomendable consultar las ofertas en línea a través de un comparador de seguros para encontrar las compañías que ofrecen los contratos familiares más interesantes y adecuados para sus necesidades.

 Beneficios del seguro de salud para toda la familia

  • Ahorro

La primera ventaja de la póliza de seguro de salud familiar es, sin duda, su precio más asequible respecto al seguro de salud individual. Los contratos son personalizables y los suscriptores pueden elegir el nivel de protección deseado de acuerdo a sus necesidades de garantía.

  • Obtener una mayor tranquilidad

La suscripción de un seguro de enfermedad permite una mayor tranquilidad en caso de: enfermedades graves, accidentes, estancias hospitalarias y cirugía.

Dependiendo del tipo de póliza, los límites máximos varían, pero incluso una modalidad básica cubre gastos como el quirófano, la anestesia y las cargas quirúrgicas.

  • Reembolso de los gastos médicos

Una de las principales ventajas de contratar un seguro médico privado es el hecho de poder acceder al reembolso de los gastos médicos contraídos. Dependiendo del tipo de póliza contratada y de las condiciones del contrato, se puede tener derecho a un reembolso total o parcial.

Además, los gastos médicos reembolsables pueden ser los correspondientes al titular del seguro o a la de cualquier miembro de la familia incluido en la póliza.

  • Revisiones periódicas

No todos los seguros médicos tienen las mismas condiciones y modalidades, aunque lo normal es que incluyan revisiones periódicas en forma de controles preventivos en distintas especialidades.

En función de las coberturas, se establece la periodicidad de revisiones y las pruebas incluidas.

Se puede realizar un control completo o un simple análisis de sangre anual. En cualquier caso, estos controles se llevan a cabo con regularidad y sin demora.
La posibilidad de contratar un seguro de salud para toda la familia es una modalidad muy ventajosa porque tiene costes de suscripción y primas de seguro inferiores a los de  pólizas individuales. Además, las condiciones contractuales se estructuran de acuerdo con las necesidades particulares de garantía. De hecho, los niveles de protección son variables y personalizables porque es bueno planificar el seguro de salud familiar teniendo en cuenta las necesidades no solo del titular de la póliza, sino también todos los componentes del núcleo familiar.

Deja un comentario