Seguros para proteger las inversiones en criptomonedas

Los seguros de Bitcoin y las criptomonedas comienzan a extenderse, aunque no faltan los obstáculos derivados de la falta de reglas claras sobre este sector. El asunto de los seguros de Bitcoin, ha estado encima de la mesa desde hace tiempo, mientras que  las instituciones financieras y los grandes bancos están tratando de averiguar cómo comportarse ante una serie de problemas relacionados con las criptomonedas que difícilmente se pueden ignorar.

El nivel de notoriedad de Bitcoin, de hecho, no conoce límites. Es por eso que, junto con el interés de muchos inversores, también ha aumentado el interés por el cibercrimen.

Este último no ha dado lugar, en última instancia, a ninguna novedad reciente, sino solo a la continuidad de un problema que necesita respuestas ya que la ciberdelincuencia no para de aumentar y se detectan nuevas tendencias en el cibercrimen financiero: desde revender datos de inicio de sesión bancarios hasta apuntar a aplicaciones de inversión.

Todos los inversores criptográficos recordarán los casos de Binance, Bitfinex, Bittrue, solo por nombrar algunos, donde como resultado de los ataques se perdieron millones de dólares en criptomonedas.

Para hacer frente a la delincuencia cibernético-financiera, se están buscando soluciones de diverso tipo, desde carteras de gestión financiera por aseguradoras hasta los denominados ciberseguros y otros productos que se pueden consultar en un comparador de seguros. Uno de ellos, sin duda, es el seguro de Bitcoin.

Cada vez que un producto innovador da pasos significativos hacia el mercado de masas, surge inexorablemente la necesidad de protegerlo a través de un seguro. Instrumento tradicional, este último, que en nuestro caso se encuentra con la innovación más avanzada.

De hecho, ya se han probado una serie de coberturas de seguro destinadas a evitar los robos mencionados anteriormente. Pero, ¿de qué se trata en concreto?

El contexto económico actual, dado el impacto que ha tenido la pandemia en las economías nacionales, está realmente en riesgo y podría conducir a un aumento de la delincuencia informática y financiera. La información correcta sobre las oportunidades y protecciones posibles para el caso de las criptomonedas podría hacer que muchos criptoinversores duerman más tranquilos.

En concreto, la cobertura de seguro que se propone actualmente es una póliza bastante completa que cubre dos tipos de riesgos:

  • El robo de los bitcoins almacenados durante las operaciones de retirada;
  • Los daños resultantes de intrusiones y/o violaciones de la seguridad.

Al igual que ocurre con las reservas de oro físico, la cobertura del seguro no incluye el activo en Bitcoin, sino las operaciones de depósito y retirada por parte de las partes interesadas, las que tienen lugar en línea y que, por lo tanto, están más expuestas al riesgo de robo.

Estas coberturas de seguro, aún poco desarrolladas pero en proceso de gran crecimiento, han mostrado un gran interés y se cree que pueden ser un soporte válido para la cobertura de ataques.

Deja un comentario