¿Qué seguros necesita un autónomo?

El emprendimiento profesional requiere la contratación de varios seguros, aunque no siempre es fácil tener una visión general de las diferentes ofertas de seguros y saber cuáles son obligatorios u opcionales para los trabajadores autónomos.  A continuación, se explican los diferentes tipos de seguros para profesionales que ejercen su actividad de forma autónoma. 

Los principales seguros sociales

Los seguros sociales obligatorios dependen de la forma jurídica elegida. Son las cajas de compensación y, en algunos casos, también el Instituto Nacional de la Seguridad Social determina si una persona puede considerarse independiente en virtud del Derecho de la Seguridad Social.

Seguro de jubilación

La pensión por jubilación es la columna vertebral de la Seguridad Social para proteger a la tercera edad, ya que cubre las necesidades vitales durante esta etapa, y se trata de un seguro de previsión obligatorio. A menudo, el seguro de vejez y supervivencia (AVS) es la única fuente de ingresos cuando se deja de trabajar. Por lo tanto, es importante evitar lagunas en el pago de las contribuciones.

Seguro de invalidez y muerte

Garantiza la pensión de invalidez. En caso de producirse, garantiza a los asegurados el mínimo existencial mediante medidas de reintegración o prestaciones pecuniarias.

En caso de invalidez, la situación puede ser más complicada: puede optar por una cobertura adicional con un seguro privado o aumentar las prestaciones cubiertas por la caja de pensiones de la empresa.
Por lo que se refiere al riesgo de muerte , en general, los empresarios con una familia a su cargo deberían asegurarse mejor que las personas jóvenes sin hijos a su cargo.

Indemnización por pérdida de ingresos

Estas indemnizaciones compensan la pérdida de ingresos en caso determinados casos como la maternidad.

Seguros contra riesgos sanitarios

Crisis como las provocadas por la pandemia de coronavirus son la prueba: la cobertura adecuada en materia de salud es crucial cuando se trabaja por cuenta propia. Para evitar la quiebra y continuar su actividad incluso en situaciones críticas, los trabajadores autónomos deben estar asegurados contra los riesgos de enfermedad, accidente, invalidez y muerte.

Seguro de indemnización diaria por enfermedad

Cubre, con carácter facultativo, el riesgo de incapacidad laboral por enfermedad. La duración de las prestaciones estará garantizada durante un período máximo.

Seguro de accidentes

Cubre la pérdida de la actividad laboral como consecuencia de un accidente. La cobertura de accidentes de trabajo es obligatoria para todos los trabajadores con independencia de la jornada, mientras que el titular o propietario del negocio puede  protegerse de forma privada a través del seguro de enfermedad o de la empresa.
Además del seguro obligatorio de accidentes, es posible contratar otros seguros que complementen la cobertura. Puedes encontrar todas las opciones consultando un comparador seguros.

Previsión profesional

Para mantener el nivel de vida habitual, incluso después de la jubilación, muchos trabajadores independientes deciden complementar la previsión profesional con una privada o recurriendo a fondos de inversión y ahorro de capital.

Deja un comentario