Reparación de calderas: ¿lo cubre el seguro de hogar?

Una caldera es uno de los electrodomésticos más utilizados en una casa en invierno. El dispositivo puede funcionar durante horas al día para mantener su hogar cálido y proporcionar agua caliente para que las noches frías sean más agradables. Sin embargo, debes saber que con tantas piezas funcionando, es posible que algo salga mal y deje de funcionar, sobre todo si tu caldera lleva muchos años en funcionamiento.

Casi todos los hogares del país han sufrido una falla en la caldera y han tenido que buscar algún tipo de financiamiento o préstamo para pagar las reparaciones. Entonces, para evitar el dolor de perder una caldera cuando más se necesita, debemos responder: ¿Cuándo cubre un seguro de hogar la reparación de una caldera? Siga leyendo porque sabemos que necesita solucionar su problema lo antes posible.

Tener un seguro de hogar te ayudará en muchas situaciones difíciles. Tener este tipo de respaldo es invaluable, así que evalúe los beneficios del seguro de hogar y considere qué tan conveniente es para usted.

 

¿El seguro de hogar cubre una caldera dañada?

En la mayoría de los casos, el seguro de hogar no cubre el costo de reparar o reemplazar una caldera dañada. Las fallas de calderas son comunes, generalmente debido a la falta de un mantenimiento adecuado, por lo que las compañías de seguros tienen cuidado de asegurar este problema.

En cambio, su compañía de seguros puede pagar los daños por defectos del equipo. Un ejemplo de esto podría ser el daño causado por una fuga de aceite o agua en una caldera dañada, y si su hogar resulta dañado como resultado, el seguro cubrirá el costo. Sin embargo, es poco probable que se incluyan los costos de reparación.

Quizás pueda comprar cobertura adicional en su seguro de hogar para satisfacer sus necesidades. Pero deberías fijarte en el coste del seguro de emergencia del hogar.

Esta cobertura adicional puede incluir asistencia de emergencia en caso de falla del equipo, o incluso la compra de una nueva caldera. Sin embargo, debe revisar los términos y condiciones de su póliza con mucho cuidado. Si la caldera no recibe mantenimiento regular o deja de funcionar debido a su antigüedad, es posible que el seguro no cubra.

Si no está seguro de qué tipo de daño está cubierto, revise la documentación de su póliza. Léalas detenidamente y, en caso de duda, póngase en contacto con su compañía de seguros para que le faciliten todos los detalles necesarios.

 

¿Cómo detectar un fallo de la caldera?

La caldera de gas tiene diferentes tipos de averías o mal funcionamiento, y si bien no son muy comunes, pueden ser un auténtico quebradero de cabeza. Es por eso que la mayoría de las calderas tienen una pantalla electrónica en el frente para informar al usuario del tipo de falla.

Por lo general, aparecerá un código de error en esta pantalla que indica cuál es la falla. Este código es específico para cada caldera y marca. Para saber cuál es el problema de la caldera, el usuario debe buscar el error en el manual de instrucciones de la caldera o buscar en Internet el código de error.

Las calderas tienen una multitud de sensores para detectar fallas o mal funcionamiento. Gracias a estos sensores, la caldera se detendrá cuando tenga algún problema, lo que los convierte en un dispositivo muy seguro. Los sensores que podemos encontrar incluyen:

  • Presión de aire
  • Humo
  • Presión de agua
  • Temperatura de calentamiento (ida y retorno)
  • Temperatura ACS

Por otro lado, todavía hay muchos hogares sin acceso al gas natural, y como alternativa más económica, el gas butano es una opción totalmente viable.

Una caldera de gas butano es la contraparte de una sola caldera de gas natural. Se utilizan para proporcionar a los consumidores agua caliente sanitaria y calefacción sin abastecimiento permanente.

Para utilizar estas calderas, se requieren instalaciones separadas de gas y calefacción. A diferencia de los calentadores, estos aparatos aportan un sistema adicional que hace circular el agua caliente a través de la red de radiadores que tenemos instalada en nuestros hogares.

Generalmente, la caldera de condensación es la que proporciona la máxima capacidad de rendimiento frente a otros modelos comercializados en el mercado.

Ahora que sabes que existen muchas limitaciones en el seguro de hogar en el caso de reparaciones de calderas, debes tener en cuenta que tendrás que reemplazar o reparar el electrodoméstico tú mismo, lo que te costará mucho dinero.

Los seguros de hogar suelen cubrir los daños a tu vivienda, no lo olvides. Ya sean causados ​​por agua, electrodomésticos dañados, deterioros por fugas, incendios y daños por causas de la naturaleza.

 

 

 

 

 

Deja un comentario