TRABAJAR EN EL ORDENADOR: LOS RIESGOS PARA LOS TELETRABAJADORES Y LAS PRECAUCIONES ADECUADAS

La evolución de las tecnologías digitales ha producido, en los últimos veinte años, un gran aumento de trabajadores que pasan sus días delante de la pantalla de un ordenador. Aunque no se trata de un trabajo físico, como otras actividades que comprometen al cuerpo de manera importante, los riesgos para la salud son numerosos, por ejemplo, debidos a la luz producida por los monitores, a las posturas incorrectas y a la sedentaridad. Trabajar en el ordenador, de hecho, puede favorecer la aparición de trastornos musculoesqueléticos y fatigar la vista: veamos entonces en qué consiste la prevención, cuáles son las características que debe tener un puesto de PC, qué exigen las normas de seguridad en el trabajo para las terminales de vídeo y cuáles son las disposiciones que afectan a estas actividades cuando se realizan de forma remota, en un trabajo inteligente, como está sucediendo para muchos trabajadores desde hace algunos meses, debido a la emergencia médica relacionada con el Covid-19. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante comparadores de seguros de vida.

TRABAJAR EN EL ORDENADOR: LA DISCIPLINA ESPAÑA PARA LOS TELETRABAJADORES

En el «Texto Único de la seguridad en el trabajo» figuran también las normas relativas al uso de los equipos con pantallas de visualización (VDT). Con esta definición, el art. El artículo 173 del Decreto indica una pantalla alfanumérica o gráfica y define trabajador a la persona que en la empresa utiliza un equipo provisto de pantallas de visualización, de forma sistemática o habitual, durante 20 horas semanales (independientemente de las pausas y pausas diarias).

También se incluyen los ordenadores portátiles, cuando el uso prolongado requiera que el empleador les proporcione un teclado, un ratón y un soporte de pantalla externo, pero no las calculadoras, los registradores de caja y los instrumentos informáticos instalados en los medios de transporte.

ORDENADOR, DAÑOS EN LA VISTA: EL CVS

El CVS, también conocido como fatiga crónica por pantalla, suele manifestarse en personas que trabajan muchas horas en el ordenador, incluso desde hace poco tiempo (1-3 años). Entre sus causas se encuentra el componente azul de la luz emitida por las pantallas, el uso de dispositivos con baja resolución, en los que caracteres y cifras pueden parecer difíciles de leer porque no están definidos, y otros factores relacionados con la posición del ordenador y su iluminación en el puesto de trabajo. Cuando se observa una pantalla durante mucho tiempo, además, se cierran los ojos con menos frecuencia, 12-15 veces por minuto en lugar de 17-20, lo que a la larga los fatiga y tiende a provocar sequedad ocular.