TOS SECA PERSISTENTE: DE QUÉ DEPENDE Y CUÁLES SON LOS REMEDIOS

Entre los síntomas más comunes de la gripe, la tos es un trastorno que no debe subestimarse. Se trata de una de las primeras señales que el organismo nos ofrece para comunicar que algo no funciona correctamente: toser es, de hecho, un mecanismo de defensa, un reflejo gracias al cual expulsamos agentes patógenos y bacterias potencialmente nocivas.

Podemos hablar de tos crónica, cuando dura más de 8 semanas, y aguda, cuando dura menos de 4 semanas, con excepción de algunas formas debidas a virus o bacterias, como en el caso de la tos ferina, que dura más tiempo.

También se pueden distinguir dos tipos de tos diferentes: la grasa, acompañada de la secreción de moco acumulado en las vías respiratorias, y la seca, que se produce cuando el catarro (esputo) está ausente. Especialmente molesto y más complicado de erradicar, es la tos seca persistente. Sin embargo, podemos aprender a identificar pronto las posibles causas, y a curarla con remedios farmacológicos y naturales que nos ayudarán a resolver el problema rápidamente. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante una comparativa de seguros médicos.

TOS SECA PERSISTENTE: LAS CAUSAS RELACIONADAS

La tos seca es también llamada «improductiva», para diferenciarla de la grasa o «productiva», que tiene como característica la presencia del catarro y de otras secreciones mucosas.

La tos persistente es muy molesta y puede ir acompañada de inflamación y ardor de la tráquea, dificultad para tragar, dolor en el pecho, picor en la nariz y/o garganta, jadeo y fiebre.

Como hemos dicho, indica que algo está mal en nuestro cuerpo. Por tanto, es importante recordar que, en sí misma, no es una enfermedad, pero puede ser un síntoma y una llamada de atención. Por lo general, cuando es persistente, puede indicar las primeras etapas de una enfermedad, de una inflamación o irritación de las mucosas, o de una infección viral de las vías respiratorias altas.

CÓMO TRATAR LA TOS SECA PERSISTENTE: LOS MEDICAMENTOS

Lo primero que hay que hacer en caso de tos seca es eliminar el alcohol y el tabaco y tener cuidado de mantener los espacios cotidianos húmedos lo suficiente. El polvo, de hecho, puede estimular un ataque de tos y contrarrestar la curación.

En cambio, en cuanto a la terapia real contra la tos seca persistente, que varía de forma natural en función de la patología. El médico, después de haber descartado enfermedades latentes más graves, podrá proponer al paciente varias estrategias, que prevén en algunos casos la ingesta de medicamentos, para utilizar para reducir la molestia debida a la tos y evitar que de persistente se convierta en crónica, empeorando.