¿QUÉ ES UN CLIMA EMPRESARIAL PORQUE ES IMPORTANTE Y CÓMO SE PUEDE MEJORAR?

En el seno de una empresa, hay muchos factores que contribuyen a la consecución de los objetivos: uno de ellos es, sin duda, el clima empresarial, que puede favorecer la eficiencia y la participación o, por el contrario, desincentivar a los trabajadores. En efecto, el tema del bienestar dentro de las organizaciones está cada vez más en primer plano: un ambiente de trabajo sereno, colaborativo y, en general, positivo es la mejor tarjeta de visita para la empresa, así como una garantía de resultados en términos de productividad y motivación. Veamos entonces cuáles son los factores que influyen en el clima de la empresa, cómo analizar este importante elemento y cómo mejorarlo. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante comparadora de seguros médicos.

¿QUÉ ES EL CLIMA CORPORATIVO?

El clima empresarial es una definición que se refiere a la forma en que los empleados y otras personas implicadas perciben e interpretan la empresa y sus características. Se trata, pues, de un dato que reúne lo que todos los sujetos sienten respecto a las modalidades de trabajo, a las dinámicas internas de la organización y al bienestar psicofísico que estos factores determinan o no. También se llama clima organizativo o interno, y es el resultado de una serie de variables como las interacciones entre los sujetos y con el contexto, la cultura empresarial, las representaciones subjetivas.

A nivel histórico, la definición se introdujo a partir de mediados de los años sesenta, cuando muchos estudiosos comenzaron a interesarse por este tema, El Comité de las Regiones considera que la Unión Europea debe desempeñar un papel importante en la elaboración de definiciones diferentes en las que aparezcan más aspectos relacionados con el plan psicológico u organizativo.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL CLIMA EMPRESARIAL?

En nuestro blog, en los últimos meses, hemos entrevistado a Nicola Naddi, entrenador y asesor, para profundizar en la importancia del bienestar dentro de las organizaciones. Clima empresarial y bienestar organizativo, de hecho, son de alguna manera dos caras de la misma moneda, que ayudan a medir el grado de «salud» de una empresa. Como destacó Naddi, el vínculo entre las personas y la productividad es imprescindible: por esta razón, si el clima empresarial no es positivo, es muy difícil – si no imposible – que la realidad prospere, en la media y larga distancia. Los componentes a tener en cuenta para comprender esta conexión son el «hard» y el «soft»: el primero es dado por el welfare y servicios, el segundo por los procesos y las modalidades de trabajo, así como por las interacciones entre todos los sujetos, dependientes y no.

Si dentro de la organización hay un clima tenso, en el que predominan el descontento y la insatisfacción, los recursos pagarán el precio a nivel físico y psicológico, pero la propia empresa sufrirá un retroceso en términos de productividad y resultados.

 

CÓMO ANALIZAR EL CLIMA EMPRESARIAL

Analizar periódicamente el clima empresarial ayuda a las organizaciones a comprender mejor la situación en su interior, para conocer, por ejemplo, la satisfacción de los empleados con las condiciones de trabajo, cómo viven los espacios y las relaciones, cómo interpretan las directivas. El análisis del clima también permite detectar posibles discrepancias entre la percepción que los directivos y los trabajadores tienen de la empresa.