FLÚOR A LOS NIÑOS CONTRA LA CARIES: ¿ES BUENO O NO?

Para evitar problemas en la edad adulta, desde una edad temprana es bueno curar la salud de los dientes y poner en práctica una estrategia de prevención que evite la formación de caries ya de niños. Naturalmente, a los 2, 3 o 4 años, la responsabilidad de una correcta higiene bucal recae sobre los padres que, probablemente, se habrán preguntado si el flúor a los niños hace bien o no. La respuesta es simple: el flúor es un elemento beneficioso y la fluoroprofilaxis es una estrategia exitosa contra la caries, pero no hay que subestimar el método de administración y la dosificación. Veamos, pues, cómo proteger la salud de los dientes de los más pequeños a través de los consejos extraídos de las Directrices del Ministerio de Salud. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante asesores de seguros online.

FLÚOR: QUÉ ES Y PARA QUÉ SE UTILIZA

El flúor es un mineral que, en el cuerpo humano, está presente sobre todo en los dientes y en los huesos. A él se le reconoce científicamente un papel importante en la prevención de la caries y en la remineralización de los dientes, mecanismo a través del cual, a través de la saliva, se llevan minerales a la superficie dental, fortificándola e inhibiendo el proceso de desmineralización. El flúor, además, tiene una acción antibacteriana e impide la adhesión a los dientes del Streptococo Mutans, una de las principales bacterias responsables de las lesiones cariosas. Por todas estas razones, una exposición insuficiente al flúor es un factor importante de riesgo de caries.

CÓMO TOMAMOS EL FLÚOR

Está presente en varios alimentos, aunque en concentraciones diferentes, y está contenido en las aguas potables. Sin embargo, según el Ministerio de Sanidad, difícilmente se logra asumir una cantidad óptima de flúor para la fluoroprofilaxis a través del agua o la dieta (con «fluoroprofilaxis», especificamos, se entiende la prevención de la caries a través del flúor).

Ahora que conocemos mejor este elemento, descubrimos de dónde nacen las dudas sobre la administración de flúor a los niños.

FLÚOR SÍ, FLÚOR NO: ¿DE DÓNDE NACE LA DUDA?

Si bien los beneficios del flúor para la salud dental son bastante claros, existen mayores dudas sobre la forma en que se administra. Con el tiempo, se han desarrollado diferentes métodos de administración de esta sustancia, como agua fluorada, leche enriquecida con flúor, gotas, comprimidos, sal, dentífricos, geles, barnices, sólo para dar algunos ejemplos: Por lo tanto, vamos a tratar de aclarar este punto, explicando las actuales Directrices del Ministerio.