¿CÓMO FUNCIONA LA GAMMAGRAFÍA CARDÍACA Y A QUIÉN SE RECOMIENDA?

La gammagrafía cardíaca – también llamada tomoscintigrafía miocárdica de perfusión (SPET) o gammagrafía miocárdica de perfusión – es un examen diagnóstico que permite obtener información sobre el funcionamiento del corazón. Se realiza cuando se sospecha de ciertas enfermedades cardiovasculares, para evaluar la presencia o extensión de un daño al corazón, y su impacto en el órgano.

Hoy profundizamos juntos en las características de este procedimiento, para comprender mejor cómo funciona y a quién se aconseja. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante rastreator comparador de seguros.

PARA QUÉ SE UTILIZA Y CUÁNDO SE REALIZA LA GAMMAGRAFÍA DEL MIOCARDIO

La gammagrafía del corazón analiza el flujo sanguíneo en el interior del músculo cardíaco mediante la inyección de un radiofármaco, medicamento ligeramente radiactivo, al que sigue la adquisición de imágenes del flujo gracias a una máquina especial.

La gammagrafía se prescribe:

  • cuando hay sospecha de enfermedad coronaria o enfermedad coronaria, o enfermedad coronaria, o cualquier alteración que afecte a las arterias coronarias, como la aterosclerosis y la angina de pecho. En caso de enfermedad arterial coronaria los vasos sanguíneos se contraen, y el flujo sanguíneo en su interior no fluye adecuadamente: la gammagrafía podrá entonces identificar las zonas en las que el corazón no está suficientemente endurecido, y ayudar en la prevención de isquemia e infartos;
  • para evaluar el estado de las arterias coronarias en pacientes que ya padecen cardiopatía isquémica, es decir, en aquellos casos en los que la enfermedad coronaria ya está establecida;
  • para controlar el estado del corazón después de un ataque al corazón;
  • para realizar una evaluación preoperatoria en pacientes sometidos a cirugía cardíaca.

GAMMAGRAFÍA CARDÍACA: CÓMO SE DESARROLLA Y CUÁNTO DURA

Los especialistas implicados en la gammagrafía del corazón son el cardiólogo, especialista de las patologías cardiovasculares, y el médico nuclear, que trata la rama de la medicina que utiliza radiofármacos.

Se trata de un examen no invasivo, ya que se realiza mediante la inyección de un líquido radiactivo – llamado trazador radiactivo – por vía intravenosa: el líquido circula en la sangre, hasta llegar al corazón.

Gracias a la presencia del radiofármaco, el estado del miocardio se podrá visualizar a través de la gamma-cámara de centelleo, una máquina que detecta la distribución de la sustancia radiactiva inyectada y permite así observar – mediante la restitución de imágenes – cómo circula la sangre en el corazón, mostrando así si hay zonas donde la pulverización está ausente o insuficiente. La cámara gamma está compuesta por una cuna, sobre la cual el paciente se acuesta, por encima de la cual se coloca una cubierta circular, que fluye para efectuar la detección.