Cómo convertirse en asistente virtual y trabajar desde casa

¿Qué es un asistente virtual?

El asistente virtual es una de las profesiones más solicitadas hoy en día, de hecho muchas empresas se han dado cuenta de que es más práctico tener un colaborador externo que realiza algunas tareas específicas.

El asistente virtual es una persona cualificada que trabaja de forma autónoma desde su oficina o desde su casa ofreciendo sus servicios a través de Internet. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante comparadora de seguros de coche.

¿Qué hace un asistente virtual?

Si usted está pensando en convertirse en un asistente virtual, usted querrá saber qué tareas suelen delegar las empresas a estos profesionales.
Dependiendo de tus habilidades personales, puedes añadir en lo que eres buena, pero más o menos eso es lo que hace un asistente virtual.

1. Gestión de la agenda
Del mismo modo que lo haría una secretaria, un asistente virtual puede ofrecer entre sus servicios el de gestionar la agenda de sus clientes como, por ejemplo, fijar las citas, organizar las reuniones, etc.
Llevar su propia agenda toma mucho tiempo a los empresarios. Y debido a esto, en muchos casos buscan la ayuda de alguien con experiencia en la gestión del tiempo.
Al organizar correctamente la agenda de tus clientes, les ayudarás a aprovechar al máximo su tiempo y a ser más realistas con sus horarios.

2. Gestión del correo electrónico
Una de las mayores pérdidas de tiempo para los empresarios es la lectura, clasificación y posterior respuesta a cientos de correos electrónicos, respuesta que a veces se envía semanas después.
Aquí es donde la figura del asistente virtual es fundamental. Gracias a las indicaciones generales, podrás ayudar a tus clientes a filtrar y responder a la mayoría de los correos recibidos.

3. Planificación y organización de viajes y eventos
Por lo general, los empresarios que desean organizar un viaje de negocios pierden mucho tiempo buscando el vuelo correcto, elegir el hotel más adecuado y más cercano, alquilar un medio de transporte, etc.
Aquí entras tú como asistente virtual, eliminando todas estas tareas, haces que tus clientes piensen sólo en sus negocios sin preocuparse de nada que tenga que ver con el viaje.

4. Facturación y seguimiento de cobros
El trabajo de facturación y control de los ingresos de una empresa es fundamental. Sin duda, cuando una empresa no presta atención diaria y meticulosa a sus facturas y a los ingresos relacionados con ellas, el fracaso está a la vuelta de la esquina.
Como asistente virtual puedes encargarte de esta tarea vital para tus clientes facilitando la tarea de enviar las facturas y, si es necesario, controlando los cobros y solicitando insolventes.