ATAQUES DE SUEÑO DURANTE EL DÍA: CÓMO TRATAR LA HIPERSOMNIA

Cuando se piensa en los trastornos del sueño, la mente se apresura al insomnio. De hecho, también hay otros problemas que pueden interferir con nuestro descanso y causar una excesiva somnolencia durante el día. Entre ellas se incluye la hipersomnia, una condición que puede ser provocada por causas diferentes y asumir manifestaciones variadas, más o menos graves según las situaciones en las que se presente. En efecto, la hipersomnia puede derivar de la narcolepsia, pero también estar relacionada con otras patologías, con el uso de ciertos medicamentos o con problemas psiquiátricos, por ejemplo. Averiguamos más sobre este trastorno, sus causas, sus síntomas y cómo tratarlo. Si tienes alguna duda sobre los servicios de una póliza de seguros, puedes informarte mediante un comparador de seguros médicos.

HIPERSOMNIE: ¿QUÉ SON?

Por «hipersomnia» se entiende un grupo de trastornos crónicos del sueño caracterizados por una necesidad excesiva de dormir o por una continua somnolencia diurna que obstaculiza el desarrollo de las actividades cotidianas. En particular, se habla de hipersomnia de origen central cuando estos síntomas no son causados por factores que interfieren con el sueño, por ejemplo apneas nocturnas o trastornos del ritmo circadiano. Circunstancias como estas, sin embargo, a menudo son la causa de la somnolencia diurna y deben ser excluidos para llegar a un diagnóstico de hipersomnia de origen central.

Las personas que sufren de hipersomnia tienden a sentir la necesidad de tomar varias siestas durante el día. Al tratarse de una condición variada y compleja, puede manifestarse de diferentes maneras, incluso con ataques de sueño en contextos inapropiados como durante el trabajo, una conversación, una comida, o incluso peligrosos como durante la conducción. Por lo general, la gravedad de la imagen se define en base a la inapropiación de las situaciones en las que la persona tiende a dormirse. Como veremos, también las causas subyacentes pueden ser muy diferentes.
HIPERSOMNIA PRIMARIAS
Las hipersomnias primarias representan una condición neurológica que se manifiesta por sí sola y que no tiene una causa subyacente conocida. Veamos cuáles son los trastornos que forman parte de esta categoría.

NARCOLEPSIA TIPO 1
En la narcolepsia tipo 1, la somnolencia diurna excesiva se asocia con cataplejías (pérdida repentina del tono muscular durante el despertar debido a estímulos emocionales), alucinaciones y parálisis del sueño. Como la narcolepsia tipo 2, generalmente se manifiesta entre los 10 y los 30 años.

NARCOLEPSIA TIPO 2
La narcolepsia de tipo 2, como la de tipo 1, también se caracteriza por síntomas como somnolencia diurna, parálisis y alucinaciones del sueño. A diferencia del primer tipo, sin embargo, no se produce la cataplejía.

HIPERSOMNIA IDIOPÁTICA
La hipersomnia idiopática se manifiesta con una fuerte somnolencia durante el día, incluso después de una larga noche de sueño ininterrumpido, y tiende a aparecer durante la adolescencia o en los primeros veinte años. A menudo las personas que sufren de este trastorno duermen durante períodos muy largos (incluso 11 horas por noche o más), pero esto no les ayuda a sentirse mejor, y tienden a experimentar confusión y aturdimiento durante algún tiempo después del despertar. A diferencia de la narcolepsia, las siestas a lo largo del día también no son reparadoras.

Los sujetos con hipersomnia idiopática, además, tienen un sueño regular durante la noche (en la narcolepsia el sueño está muy fragmentado), no sufren de cataplejía y no caen inmediatamente en la fase REM, como sucede en la narcolepsia.