Qué es el cohousing y a quién conviene

El cohousing surgió en Dinamarca, a principios de los años 60 y, desde los años 80, se desarrolló principalmente en el norte de Europa y  Estados Unidos. En España, encontramos ejemplos de cohousing, sobre todo, en urbanizaciones residenciales de la costa peninsular quizás por la influencia de ciudadanos comunitarios que se instalan de forma permanente aprovechando el buen clima de nuestro país. 

Cohousing podría traducirse como «covivienda», lo que indica una forma particular de barrio en el que coexisten viviendas privadas y servicios comunitarios organizados por el propio vecindario. Los espacios habitables se armonizan para garantizar la privacidad de cada núcleo de convivencia  y, al mismo tiempo, satisfacer el desarrollo de servicios comunitarios y actividades lúdicas y culturales para socializar.

¿Cómo funciona el cohousing?

La calidad de vida en un cohousing es más próxima a la noción de una familia extensa, donde cada unidad de convivencia total privacidad en su vivienda privada, pero ofrece su propia contribución a favor de la comunidad, obteniendo a cambio el de los demás en una filosofía de cooperación mutua que puede parecer obsoleta pero que, en realidad, está mucho más proyectada al futuro que residir en edificios de apartamentos, cada vez más costosos donde las reuniones entre los propietarios de apartamentos son a menudo poco gratificantes y las decisiones que se toman por mayoría penalizan casi siempre a los vecinos con menos cuota de participación.

Los miembros de una comunidad cohousing tienen la posibilidad de acceder a más servicios y comodidades que los que podrían permitirse: jardines, espacios para niños, talleres de lectura y cine, guarderías, actividades recreativas y deportivas están a menudo presentes en las comunidades de viviendas cohousing. Además, la mayor cohesión facilita la organización y el acuerdo para contratar otros servicios externos necesarios como el de seguridad en comunidades de vecinos, suministros energéticos, seguros, mantenimiento y reparaciones. 

¿Cuál es el perfil idóneo para el cohousing? 

La solución de cohousing es ideal para personas mayores, familias con niños y personas que buscan nuevas soluciones de vivienda que les permitan salir de una dinámica costosa en términos económicos, pero también en términos de calidad de vida. El cohousing resulta particularmente interesante para todas aquellas personas que no disponen del apoyo efectivo de redes familiar o social de apoyo cotidiano.

Esta nueva forma de vida alternativa no se basa únicamente en sus ventajas económicas por la reducción de costes de gestión y mantenimiento de los servicios que supone, sino también por la necesidad de redescubrir un modelo de vida comunitaria de apoyo recíproco del que todavía se podía encontrar algún rastro años atrás, cuando se podía confiar en la ayuda puntual de los vecinos para algún favor como, por ejemplo, recoger a los niños en la escuela o tenerlos en su casa las horas en las que estaban solos.

No se debe confundir esta alternativa con las comunas solidarias o hippies, el cohousing tiene características muy concretas y un impacto positivo también en las áreas circundantes generando inversiones y trabajo para todos los servicios relacionados con la comunidad de vecinos.