Las 5 reglas para aumentar el bienestar en el hogar

El Feng Shui (pronuncia «barro sciuei») es una antigua filosofía oriental de origen chino que enseña a construir y decorar nuestras casas teniendo en cuenta las reglas dictadas por la naturaleza para crear ambientes favorables a la salud de quienes las habitarán.

También en Occidente durante muchos siglos hemos seguido reglas de construcción basadas en los elementos de la naturaleza, pero por desgracia este conocimiento se ha perdido. Para cualquier necesidad de tu hogar, siempre es bueno entrar en un rastreador de seguros.

"Casi" todo vale...

El Feng Shui ha permanecido en secreto durante siglos, pero ahora se está extendiendo por todo el mundo. A pesar de que los principales centros son Hong Kong, Taiwán, Singapur, Londres y los Estados Unidos, también se utiliza cada vez más en Europa. Existen grandes cadenas de distribución que solicitan asesoramiento para cada nuevo punto de venta que abren. En Gran Bretaña es común pedir asesoramiento cuando se cambia de casa.

Si usted no tiene un experto en el arte antiguo del Feng Shui, usted puede comenzar aplicando 5 reglas simples:

1. Poner en orden
Vivir en una casa en la que se acumulan demasiadas cosas transmite un sentido de transpirabilidad y deprime el espíritu

2. Cuidado de la iluminación
Un ambiente mal iluminado fatiga los ojos y la mente

3. Televisión y ordenador fuera del dormitorio
Los aparatos electrónicos son contaminantes y no favorecen la relajación y el sueño

4. Materiales naturales prediligos
El Feng Shui se basa en el equilibrio de los 5 elementos: madera, tierra, fuego y metal. Para lograr este equilibrio trata de utilizar todos estos elementos de manera armónica y llena cada esquina de plantas

5. Elija los colores adecuados
Al elegir los colores de las paredes y de los elementos de decoración, prefiere colores claros y relajantes. Si te gustan los colores vivos, utilízalos para los detalles de decoración como alfombras, cojines, toallas, cubrecamas y adornos