Diseño de interiores para una casa de estilo Zen

Aunque no es uno de los estilos de diseño más conocidos, aplicar el estilo Zen japonés en una casa equivale a crear un ambiente de paz y relax. ¿Quieres decorar tu casa construyendo tu refugio lejos del estrés y las tensiones de la vida moderna? Puedes introducir los principios de la filosofía Zen en la decoración de tu casa.

Utiliza colores suaves y neutros y decora los espacios con muebles minimalistas y decoraciones simples. Estas características aportan equilibrio y líneas limpias al espacio habitable.

Características de una casa de estilo Zen
Deja que la energía fluya positivamente en los diferentes ambientes de tu casa al estilo Zen y descubre las características de esta filosofía aplicada a la decoración. Para cualquier necesidad de tu hogar, siempre es bueno conocer precios de seguros.

Colores inspirados en la naturaleza

El mejor color para la casa de estilo Zen es natural y neutral. Piensa en los colores de la naturaleza: el azul del cielo, el gris de las rocas y el beige dorado de una playa arenosa. Estos son los tonos perfectos para usar en una casa amueblada al estilo Zen.

También puedes usar el rosa pálido y el blanco. Mezclar eligiendo un par de colores complementarios que se mezclan bien con los ambientes de tu casa. Basta con hacer uso de estos colores en las paredes, el suelo y los muebles para crear espacios vitales y energéticos.

Productos naturales como la madera y la piedra hacen que la naturaleza entre en tu hogar, creando calor y energía de una manera sutil y refinada. Entre los materiales que podemos encontrar en la naturaleza, el bambú es el mejor para integrar en la decoración.

Tejidos naturales de estilo Zen
Además de utilizar materiales naturales como la madera y la piedra, también puede adoptar tejidos naturales para hacer sofás, cortinas y alfombras más coherentes con los muebles. Elija alfombras y cojines monocolor de lana, seda, satén o cualquier otro tejido natural.

No hay papel pintado
El fondo de pantalla con motivos pesados no se adapta en absoluto al estilo Zen. Una vez más hay que pensar de manera minimalista. Diferentes texturas también se pueden mezclar para hacer excelente el aspecto final en su conjunto.

¡La tela Chintz no tiene lugar en un mundo Zen! Si quieres introducir un toque de color en las paredes de tu casa, puedes pintar o usar un mural con flores japonesas.