Decoración de la casa: lo que va a estar de moda en 2021

La casa de 2021 se inspira en la naturaleza, sobre todo en colores y materiales. Las paredes se vuelven azules como el mar, los muebles de madera de estilo escandinavo recuerdan inmediatamente los bosques del norte de Europa.

Los suelos, de piedra bruta y opaca, afectados por la luz natural, exaltan las líneas simples y esenciales de los muebles. Los únicos elementos decorativos más ricos de las casas del año 2021 son las vidrieras decorativas, que también sirven de tabiques en ambientes de espacio abierto en los que el objetivo es lograr conjugar la multifuncionalidad con la definición de los espacios. Los metales juegan un papel importante en las casas de 2021 porque con sus colores son capaces de calentar incluso los ambientes más esenciales. La del 2021 es una casa que en el diseño apunta mucho también a los materiales de reciclado, mezclados sabiamente con obras de arte naturales como las estrellas marinas y las conchas. Para cualquier necesidad de tu hogar, siempre es bueno entrar en un comparador de seguros.

A tener en cuenta...

Azul, madera escandivano y luz natural

El año 2021 es un año en el que domina el azul profundo en las paredes, mientras que en la decoración vence la madera clara y cruda de Escandinavia. Todo iluminado por la luz natural.

Estas nuevas tendencias transmiten todo el deseo de los expertos del sector de llevar a casa el ambiente que nos rodea con sus colores y su capacidad de recargarnos.

De aquí la elección del azul, que recuerda las profundidades del mar y de la madera, constantemente afectados e iluminados por la luz natural que fluye libremente entre los diversos ambientes. Cortinas ligeras que cuando son atravesadas por la luz del sol, crean un ambiente mágico y acogedor.

Espacio abierto en el que cada entorno debe ser definido y multifuncional al mismo tiempo.

En la cocina, adiós a la mesa de comedor, que deja el lugar a las plantas unidas a la zona de cocción, sin por ello renunciar a espacio y confort. Los suelos son opacos y de piedra bruta para realzar las líneas limpias de la decoración.

En el dormitorio, en cambio, vuelve el armario, que había dejado espacio para soluciones modulares, para dar una idea de la compactación y el orden, sino también para recuperar espacio.