Calefacción central: las reglas

La calefacción central está gestionada por el administrador del edificio, que, materialmente, es el responsable de programar el encendido y apagado de la caldera común.

Al hacerlo, sin embargo, no es del todo libre, pero debe respetar (además de la voluntad de asamblea) la normativa nacional que determina en qué períodos del año el radiador puede permanecer encendido, durante cuántas horas y a qué temperatura máxima.

Por ejemplo, en la isla de Lampedusa, que vuelve a la zona A, es posible encender la calefacción del 1 de diciembre al 15 de marzo durante un máximo de 6 horas al día; en Reggio Calabria, que vuelve a la zona B, es posible encender la calefacción del 1 de diciembre al 31 de marzo durante un máximo de 8 horas al día; en Ascoli Piceno, que vuelve a la zona C, es posible encender la calefacción del 15 de noviembre al 31 de marzo durante un máximo de 10 horas al día; en Florencia, que vuelve a la zona D, es posible encender la calefacción del 1 de noviembre al 15 de abril durante un máximo de 12 horas al día; en Piacenza, que vuelve a la zona E, es posible encender la calefacción del 15 de octubre al 15 de abril durante un máximo de 14 horas al día y en Belluno, que vuelve a la zona F, se puede encender la calefacción sin límite de día o hora. Para cualquier necesidad de tu hogar, siempre es bueno entrar en un comparador de seguros.

Temperaturas máximas

Además, se prevén temperaturas máximas que no pueden sobrepasarse:

20 grados para apartamentos, oficinas y escuelas;
18 grados para edificios (destinados a actividades industriales o artesanales).
También en este caso es posible modificar estos límites si se dan condiciones climáticas especiales.
Cómo funciona la calefacción central
La calefacción central se alimenta con una sola caldera, que, con varias tuberías, llega a los distintos apartamentos que componen el edificio.

A partir de 2016, la caldera debe estar necesariamente equipada con válvulas a través de las cuales se puede rastrear el consumo de cada condomino. También los diferentes radiadores colocados en cada uno de los apartamentos deben tener válvulas, que permiten regular el calor del nivel 1 al nivel 5, permitiendo así una cierta autonomía en la gestión del consumo.

Calefacción central: quién decide cuándo encender
De acuerdo con las normas generales antes mencionadas, la decisión de cuándo encender la caldera común corresponde a la junta de propietarios.

Para ello se requiere, en primera convocatoria, una mayoría de participantes que representen al menos la mitad del valor del edificio.

Si no se llega a un acuerdo, en segunda convocatoria basta el voto favorable de un tercio de los participantes, que representen al menos un tercio del valor del edificio.