10 consejos para realizar un baño industrial

El baño de estilo industrial se expresa en una elegancia «sin terminar», se realiza en un look minimalista que mezcla robustez, elementos crudos y refinamiento. Desde tuberías metálicas hasta techos de hormigón, estos elegantes baños tienen una gran personalidad.

 

Consejos para realizar un baño de estilo industrial

Aquí están algunas ideas de las que tomar la inspiración para realizar un baño de estilo industrial:

 

Acentúa los contrastes. Una de las expresiones más clásicas del baño industrial es aquella realizada jugando en el contraste entre las simples baldosas blancas de estilo metropolitano aplicadas en las paredes y los muebles de baño de estilo vintage. Una de las razones por las que el diseño industrial es tan sorprendente es que aprovecha al máximo estos contrastes. Espejos con marcos de acero y muebles de madera vintage se acercan creando un conjunto de líneas limpias. No es imposible mezclar los diferentes elementos: luz natural, tubos a la vista, paneles de vidrio, madera que calienta el entorno y cemento en las paredes. Todos estos componentes se mezclan perfectamente y armoniosamente, creando una fascinante mezcla de contrastes. Para cualquier necesidad de tu hogar, siempre es bueno contratar seguros online.

Elementos a tener en cuenta...

Elementos en bruto. Tanto si se trata de un techo de madera, de tuberías de latón a la vista, de un marco de ducha de hierro pintado de negro o de paredes de ladrillo a la vista, el estilo industrial se centra en centrar la atención en los elementos brutos y no acabados.

Decora siempre centrándote en el estilo industrial. Una gran idea para el baño industrial es recubrir las paredes con azulejos negros tipo metro, dejando la fontanería a la vista. Para valorizar aún más este «estilo urbano» te aconsejamos utilizar elementos industriales: lámparas suspendidas como las de las fábricas de principios del siglo XX, espejos con marcos de acero negro y algunos cuadros con estampados vintage, lavabos de piedra o cemento, grifos de latón y cabezales de ducha muy grandes.

Elementos naturales. Inserte elementos naturales en el baño: una bonita superficie de madera sobre la que colocar el lavabo de piedra, el parquet en el suelo para hacer más acogedor el baño y amortiguar la dureza de una pared de ladrillo, el techo de madera natural. Puedes decorar el espacio también con plantas tropicales que servirán para suavizar la rugosidad del estilo industrial. Una escalera de madera contra la pared no es sólo un elemento de diseño, sino también un perfecto soporte de toallas gracias a sus clavijas.

Mantener siempre líneas limpias y superficies lisas, tratando de conseguir un aspecto lo más minimalista posible. No hay lugar para el desorden en este estilo.

Paredes de ladrillo. Las paredes de ladrillo son un punto firme en el estilo industrial, especialmente si se pintan de blanco. Se puede dar integridad a las paredes combinando un suelo de baldosas con motivos geométricos, tal vez en los colores blanco y negro, que dan un toque más alegre al ambiente.

Tuberías a la vista. Tuberías y desagües a la vista son una necesidad en este estilo. Los conductos de ventilación y las instalaciones eléctricas también deberían ser visibles, dando la idea de las antiguas fábricas.

Paneles de vidrio. Los paneles de vidrio, especies con marcos negros, regalan un toque de modernidad. Gracias a los paneles de vidrio el espacio se amplía. Con esta solución, el baño se verá más grande.

Muebles vintage. En el estilo industrial chic hay un amplio espacio para los muebles vintage y para el uso de materiales de recuperación. Los muebles vintage crean un ambiente natural y acogedor. El uso de complementos de decoración vintage ayuda a contar una historia y a dar nueva vida al cuarto de baño.

Utilice los tonos de gris. Puede jugar con los diferentes tonos de gris para obtener un fuerte impacto visual. Te recomendamos utilizar diferentes materiales y texturas para cada pared de la habitación. La superficie de madera, donde descansa un gran lavabo, dará calor a un suelo de baldosas o de hormigón gris oscuro.