Sexsomnia: Sexo en el sueño o sonambulismo sexual

¿Qué se entiende por Sexsomnia?
La sexsomnia (o sonambulismo sexual) es un trastorno del sueño, atípico y complejo, caracterizado por la realización de comportamientos sexuales, sin conciencia o intención, durante el descanso nocturno. Los episodios de este fenómeno se originan en el sueño profundo (fase no REM), por lo que se producen inconscientemente, a pesar de que las acciones y las verbalizaciones pueden parecer orientadas a un objetivo o semi-intencionales.

Causas
Sexsomnia: ¿Cuáles son las Causas?
El sonambulismo sexual (o sexsomnia) es un trastorno del sueño codificado en el Manual de Diagnóstico y Estadística de Trastornos Mentales (DSM), redactado por la American Psychiatric Association, como parasomnia.

Por lo general, los episodios de sexsomnia ocurren normalmente cuando una persona está en una fase de sueño profundo y se despierta parcialmente, de una manera que desencadena una actividad sexual o comportamiento complejo, permaneciendo en su mayoría dormido.

Un aspecto clave del sonambulismo sexual y otras parasomnias NREM es que la persona prácticamente nunca tiene un recuerdo del episodio cuando se despierta. Por esta razón, la mayoría de las veces se enteran de su sonambulismo por un miembro de la familia o un compañero de piso. Para conocer si una póliza de seguro podría cubrirte este tipo de tratamientos o diagnósticos, siempre puedes acudir a webs de buscador de seguros.

Otro elemento común de las parasomnias NREM es que se producen típicamente durante el primer tercio o media de la noche, cuando una persona tiende a pasar un mayor porcentaje de tiempo en las fases del sueño NREM profundo.

Sexsomnia: ¿Cómo se manifiesta?

La sexsomnia se presenta de manera diferente de caso a caso; en cualquier situación, se trata de un trastorno del sueño que no tiene nada que ver con los sueños eróticos.

Los comportamientos más comunes del sonambulismo sexual incluyen: gemidos, vocalizaciones, somnolencia erótica, empuje pélvico, masturbación y otros tipos de enfoque (ej. imitación o intento de tener una relación, acariciar o practicar juegos previos al compañero de cama). Estos comportamientos pueden dirigirse a otra persona (una pareja o un individuo en las inmediaciones) y, en algunos casos, los episodios de sexsomnia han sido reportados como dañinos y agresivos.

Una persona que tiene que ver con la sexsomnia se volverá a dormir después del episodio y tendrá una amnesia total cuando se despierte.

Consecuencias para sí y para los demás

El sonambulismo sexual puede tener varias consecuencias físicas, como moratones y traumatismos genitales, además de estar asociado con un empeoramiento significativo del sueño y una excesiva somnolencia diurna. Algunas acciones durante los episodios de sexsomnia pueden crear vergüenza: por ejemplo, una persona puede sentir vergüenza, culpa y depresión por el comportamiento sexualmente explícito.