Resonancia magnética al Cerebro

La resonancia magnética del cerebro, o resonancia magnética del cerebro, es la resonancia magnética nuclear del compartimento encefálico, que incluye el cerebro, el diencefalo, el tronco encefálico y el cerebelo.

Procedimiento seguro y totalmente inofensivo, la resonancia magnética del cerebro está indicada para la detección y profundización de condiciones como: el ictus y sus consecuencias, la esclerosis múltiple, los tumores cerebrales, el aneurisma cerebral, la hidrocefalia, los quistes cerebrales, las encefalitis, las hemorragias cerebrales, los hematomas cerebrales, el edema cerebral, etc.

Además, algunas de sus variantes particulares permiten, una, el estudio de la actividad cerebral, durante la ejecución de una determinada tarea (por ejemplo: hablar), y, la otra, el estudio profundo del flujo de sangre dentro de los vasos arteriales y venosos. Para conocer si una póliza de seguro podría cubrirte este tipo de tratamientos o diagnósticos, siempre puedes acudir a un comparador de seguros.

Una resonancia magnética clásica del cerebro dura entre 30 y 60 minutos; al final, el paciente puede volver a casa inmediatamente, a menos que haya tomado un sedante antes del procedimiento o haya sido inyectado con un medio de contraste.

La resonancia magnética del cerebro está contraindicada para personas con dispositivos o componentes metálicos dentro del cuerpo (por ejemplo, marcapasos, etc.).

La interpretación de los resultados corresponde a un médico radiólogo.

Resonancia magnética del cerebro

Breve repaso de lo que es la resonancia magnética

La resonancia magnética, cuyo nombre completo sería la resonancia magnética nuclear, es un examen diagnóstico que permite visualizar el interior del cuerpo humano, sin el uso de incisiones quirúrgicas o radiaciones ionizantes, pero gracias a inofensivos campos magnéticos y ondas de radio igualmente inofensivas.

Prácticamente libre de efectos secundarios y con muy pocas contraindicaciones, la resonancia magnética proporciona imágenes tridimensionales claras y detalladas de los llamados tejidos blandos (nervios, músculos, ligamentos, grasa, vasos sanguíneos, etc.) y de los llamados tejidos duros (huesos y cartílagos). Esto la convierte en una prueba de absoluta relevancia en numerosos campos de la medicina: desde la traumatología a la oncología, pasando por la ortopedia, la gastroenterología, la cardiología, etc.

El único límite de la resonancia magnética es el elevado coste de los equipos, necesarios para la creación de campos magnéticos para la observación del cuerpo humano, y los gastos de mantenimiento de dicho equipo.

¿Qué es la resonancia magnética del cerebro?

La resonancia magnética al cerebro, o resonancia magnética del cerebro, es la resonancia magnética nuclear que permite visualizar, a través de imágenes tridimensionales extremadamente detalladas, los diversos componentes encefálicos, es decir: cerebro, diencefalia, tronco cerebral y cerebelo.

La resonancia magnética del cerebro es un examen diagnóstico que se puede realizar en los hospitales más equipados y en las clínicas radiológicas.

Como cualquier tipo de resonancia magnética, se encuentra entre las prácticas de Radiología y la lectura de sus resultados corresponde a un médico radiólogo.