Derrame cerebral

«Accidente cerebrovascular» es el término médico que indica un daño en el tejido cerebral o la muerte de una parte del mismo, debido a un flujo insuficiente de sangre a un área del cerebro.

Como se puede deducir de la descripción que acaba de dar del derrame cerebral, este último representa una grave emergencia médica.  

Más común en los hombres y en los países industrializados, el ictus reconoce varios factores favorables; entre estos últimos, los principales son: la hipertensión, la aterosclerosis, el tabaquismo y el abuso del alcohol.

Los síntomas del accidente cerebrovascular varían de paciente a paciente, dependiendo de la gravedad de la condición, el área del cerebro afectada, las causas, el tipo de accidente cerebrovascular, etc.

Como emergencia médica, el accidente cerebrovascular requiere cuidados inmediatos y adaptados a las necesidades del paciente; sólo así es posible limitar las consecuencias del accidente cerebrovascular y esperar una recuperación al menos parcial.

El derrame cerebral es una condición prevenible; sin duda, reduce el riesgo de un estilo de vida saludable, sin excesos. Para conocer si una póliza de seguro podría cubrirte este tipo de tratamientos o diagnósticos, siempre puedes acudir a webs tipo buscador de seguros.

¿Qué es?

El derrame cerebral es una enfermedad grave, potencialmente mortal, que se produce cuando el suministro de sangre oxigenada a una zona más o menos extensa del cerebro se interrumpe o se reduce fuertemente.

La ocurrencia de un accidente cerebrovascular implica un daño en el área del tejido cerebral que ya no recibe sangre oxigenada o, incluso, su necrosis (o muerte); por otra parte, el oxígeno que circula en la sangre es el nutriente que mantiene en la vida y asegura el bienestar que varios órganos y tejidos del cuerpo humano.

La apoplejía se caracteriza por la aparición repentina; esta característica, asociada a lo que se ha dicho en las líneas anteriores, implica la necesidad de una intervención terapéutica inmediata y adaptada a las necesidades del paciente.  

El derrame también se conoce como ictus cerebral, apoplejía y apoplejía.

Ictus: definición según la OMS

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la apoplejía como una rápida pérdida de la función cerebral, cuyos síntomas duran al menos 24 horas y son atribuibles exclusivamente a causas vasculares.

Ictus: Epidemiología

Ictus: Difusión e incidencia en España y en el mundo

La apoplejía es una condición muy común.

Según informa el Ministerio de Sanidad, en España, cada año se producirían 196.000 casos de apoplejía, de los cuales el 80% son nuevos episodios y el resto 20% recaídas (es decir, pacientes que ya han sufrido de apoplejía en el pasado).

Una fuente fiable como el CDC (Centro de Control de Enfermedades) afirma que, en los Estados Unidos, cada año desarrollan un ictus de 795.000 personas (unos 610.000 son nuevos episodios).

Según las estadísticas de 2011, aproximadamente 17 millones de personas han sufrido accidentes cerebrovasculares en todo el mundo.