Fascitis plantar y deporte

La fascitis plantar es un riesgo en el deporte y para el podista en particular.

Las fascitis plantares y las rupturas de la aponeurosis plantar son afecciones de la planta del pie del deportista, que pueden aparecer en los deportes que implican empujones o saltos, como el atletismo, la gimnasia y la danza.
Tratamiento

El tratamiento de la fascitis plantar se basa en el reposo inicial y en el control de la inflamación. Para conocer si una póliza de seguro podría cubrirte este tipo de tratamientos o diagnósticos, siempre puedes acudir a webs de comparadora de seguros.

Veamos a continuación cuáles son las reglas más importantes a seguir para facilitar la curación, siempre bajo estrecha supervisión médica.

Descanso

Suspender los entrenamientos durante unas semanas y evitar caminar o permanecer de pie demasiado tiempo, especialmente en superficies rígidas.

El descanso inicial generalmente ayuda a aliviar el dolor y a reducir la inflamación.

Es muy importante suspender los entrenamientos a los primeros síntomas de fascitis plantar: ignorar el dolor continuando a ejercitarse o evitar el dolor con medicamentos específicos, favorece la cronización de la patología, complicando su pronóstico.

Si el dolor es particularmente intenso y acentuado por la carga, se recomienda utilizar las muletas para descargar completamente las tensiones del pie doliente.

Hielo
La aplicación de hielo es eficaz cuando surgen los primeros dolores dolorosos, tanto para atenuar el dolor como por la acción antiinflamatoria local que desarrolla.

Estiramiento
El estiramiento ayuda a alargar los tejidos que rodean el calcáneo, favoreciendo una menor tensión tisular; en consecuencia, el menor estrés tensor conduce a la curación de la fascitis plantar.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
Especialmente útiles para disminuir la inflamación local, los Aines (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) se pueden administrar por vía general o tópica, siempre bajo control y prescripción médica.

Plantari e Tallonette
Plantillas y talón son muy eficaces para corregir las disfunciones estáticas y dinámicas del pie y resolver definitivamente la fascitis plantar.

Estos plantares permiten al atleta continuar su actividad deportiva, trabajo tanto en la rehabilitación como en la fase póstuma, para evitar las recaídas.

Tutores Nocturnos
Los tutores ayudan a mantener alargados los tejidos fibrosos que forman la bóveda plantar durante el descanso nocturno, contrastando de manera eficaz uno de los más molestos síntomas de la fascitis plantar: ese dolor tan odiado en el despertar causado, De la contracción nocturna de la aponeurosis.
Comprobar el Calzado
El consejo es válido tanto para los zapatos que se usan durante el día como para los que se usan normalmente durante la actividad deportiva.

No deben provocar un aumento de la carga sobre la aponeurosis plantar, es decir, controlar sobre todo que estas últimas no sean ni demasiado rígidas ni demasiado blandas.

Es aconsejable hacerse aconsejar por un especialista que, según el «desgaste» presentado por el zapato mismo, será capaz de identificar un posible exceso de pronación.

Entrenamiento
Disminuir la carga de entrenamiento y evitar provisionalmente la carrera, que puede sustituirse temporalmente por la bicicleta y/o la natación.

Aplicar el Taping Kinesiologico®
Con trayectorias específicas, en fase de rehabilitación-reposo, el Taping kinesiologico® favorece la relajación de la aponeurosis plantar; en los momentos de retorno a la actividad física, en cambio, ayuda a sostener la estructura aponeurotica bajo carga.