¿Te duele el cuello?

Por desgracia, es un síntoma muy extendido y a menudo no abordado por el especialista adecuado. El fisioterapeuta te puede ayudar a mejorar y volver a estar bien.

En este artículo veremos cuáles son los síntomas de la cervical, las causas del dolor cervical y te daremos algunos consejos útiles.

El dolor cervical en la actualidad es una de las principales razones por las que la gente va a un centro de fisioterapia. La principal causa de la amplia difusión de esta condición es el cambio del estilo de vida que ha habido en los últimos 50 años: los altos ritmos de trabajo, las pocas horas de movimiento (se pasa del asiento del coche, a la silla de la oficina, al sofá de la sala), una postura continua del tracto cervical se flexiona para utilizar el teléfono, tableta o PC, y una alta carga de estrés que apenas podemos manejar.

Qué hacer si tenemos dolor de cuello

El primer consejo es que te acuestes en una alfombra con una almohada en la nuca por lo menos diez minutos. Lo ideal sería utilizar el cojín de viaje clásico para que sólo se apoya en el cuello y no en la cabeza, alternativamente se puede utilizar una toalla enrollada. El objetivo es recrear pasivamente la correcta morfología del segmento cervical, que consiste en una curva cóncava hacia la parte posterior (la llamada «lordosis»). Este simple gesto podría ayudar a aliviar los síntomas. Para conocer si una póliza de seguro podría cubrirte este tipo de tratamientos o diagnósticos, siempre puedes acudir a una comparadora de seguros.

Para dar una mejora consistente a su condición, y para evitar la recurrencia, es necesario realizar algunas sesiones fisioterapéuticas y practicar algunos ejercicios activos específicos. El tipo de ejercicio y su dosis varían de persona a persona, por lo que es importante que se dirija a uno de los Centros de Fisioterapia España, de alta calidad.
Les diré cómo Marco, un abogado de 35 años, resolvió su dolor cervical. Marco se dirigió a un Centro Fisioterapia España de Roma, por fuertes dolores en el cuello que sentía desde hacía algunos meses.

En estos casos, se debe considerar cuidadosamente si el paciente sufre:

Una enfermedad grave( , como un tumor o un problema vascular);
Una compresión severa del sistema nervioso (SN);
Una disfunción de movimiento con o sin participación del SN.

Los fisioterapeutas del Centro Medben dedican el primer encuentro con el paciente, exclusivamente para la evaluación, de modo que se pueda planificar el recorrido terapéutico que en el menor tiempo permite recuperar una excelente condición de salud. En el caso de Marco, después de haber realizado pruebas clínicas precisas, hemos podido constatar que no se trataba de una disfunción de movimiento, condición que además de incluir un problema de movimiento articular se caracteriza por la presencia de dolor y la alteración de los tejidos. A continuación le explicaré cómo logramos que nuestro paciente se sienta bien.