Seguro de salud: ¿Cuáles son las ventajas?

¿Qué ventajas se pueden obtener de la suscripción de un seguro médico?

El seguro de vida no es obligatorio: para poder beneficiarse del Servicio Nacional de Salud es suficiente estar en posesión de la tarjeta sanitaria, expedida por las autoridades competentes también a los ciudadanos extranjeros residentes en el territorio nacional.

A pesar de los buenos servicios prestados por el sistema sanitario nacional, la suscripción de un seguro de enfermedad puede representar una opción válida y clarividente, incluso en nuestro territorio. Veamos ahora cuáles son las ventajas de este tipo de póliza.

¿Por qué conviene suscribir un seguro médico?

Algunas naciones – el caso más conocido es el de Estados Unidos – prevén la obligatoriedad del seguro de salud. Un ciudadano que no dispone de un seguro específico no tiene acceso a la asistencia médica si no asume (de su propio bolsillo) los gastos de tratamiento necesarios.

A pesar de ello, enfermarse cuesta dinero. Las hospitalizaciones tienen un precio; además, la ausencia de ingresos durante los períodos de enfermedad puede poner a prueba un núcleo familiar. Por esta razón, algunos seguros médicos prevén el reembolso de los gastos de hospitalización y el pago de una dieta diaria por cada día de convalecencia después del ingreso.
Para períodos de enfermedad largos, una póliza con este tipo de facilidad puede ser un apoyo indispensable, capaz de ayudar a equilibrar el presupuesto familiar incluso en un período de gran dificultad.

Con un seguro médico puede reducir el tiempo de espera

Por desgracia, el sistema nacional de salud puede requerir mucho tiempo de espera para una visita especializada o un diagnóstico no rutinario. Por este motivo, muchos españoles prefieren confiar en estructuras privadas; por supuesto, el coste es mayor que el servicio público, aunque en promedio los tiempos de espera son más cortos.
Sin embargo, si prefieres intervenir a tiempo y no esperar a los largos tiempos de espera, con un seguro médico, del cual te informarás en cualquier buscador de seguros, podrás confiar, por ejemplo, en un centro privado concertado de intervención y/o hospitalización por accidente o enfermedad, mientras que su compañía de seguros se encargará de pagar directamente las prestaciones abonadas. Por lo tanto, no tendrás que preocuparte de nada: obtendrás las prestaciones médicas que necesitas en poco tiempo, y el seguro pagará la cuenta.