Cuidado del cabello: cómo cuidar de su cabello en 3 movimientos sencillos

Cuidado del cabello: cómo cuidar de su cabello en 3 movimientos sencillos

La primera regla para cuidar el cabello es hacer un lavado correcto, que se realiza con delicadeza. En primer lugar, lavar el cabello cada tres días. Un lavado más frecuente puede causar un exceso de sebo, lo que hace que el cabello graso. El champú es un gesto de belleza fundamental. Elija siempre un producto adecuado para su tipo de cabello (seco, graso, colorido, etc.) y una fórmula delicada que respete el pH del cuero cabelludo, hidratado y suaviza la fibra capilar.

1. El cuidado del cabello comienza con el lavado

La primera regla para cuidar el cabello es hacer un lavado correcto, que se realiza con delicadeza. En primer lugar, lavar el cabello cada tres días. Un lavado más frecuente puede causar un exceso de sebo, lo que hace que el cabello graso. El champú es un gesto de belleza fundamental. Elija siempre un producto adecuado para su tipo de cabello (seco, graso, colorido, etc.) y una fórmula delicada que respete el pH del cuero cabelludo, hidratado y suaviza la fibra capilar. Para tener cabello en plena forma empieza por mojarlos bien, dejándolos mucho tiempo bajo el chorro de agua. A continuación, ponga un poco de champú en la palma de la mano y aplíquelo en el pelo. Masajea suavemente el cuero cabelludo y luego deja reposar por unos momentos

2. Un secado adecuado

El secado también es fundamental para el cuidado del cabello. La mejor solución sería dejarlos secar de forma natural: ¡aprovecha la buena temporada para olvidarte del secador! En cambio, si tienes que usarlo, empieza por absorber el exceso de agua de tu cabello con una toalla y ajusta el termostato del aparato a una temperatura moderada. El calor excesivo daña la cutícula del cabello y al ver tu cabello se verá más opaco y áspero al tacto. Los secadores con difusores son preferidos: permiten al calor no concentrarse demasiado en un área específica, haciendo circular el calor y dañando menos la piel. De todas formas, si tienes cualquier problema con tu cabello y no sabes a quién acudir puedes consultar nuestro comparador de seguros para encontrar un especialista. Al elegir los cepillos a utilizar, privilegia los modelos en material natural, que respeten

3. Un secado adecuado

El secado también es fundamental para el cuidado del cabello. La mejor solución sería dejarlos secar de forma natural: ¡aprovecha la buena temporada para olvidarte del secador! En cambio, si tienes que usarlo, empieza por absorber el exceso de agua de tu cabello con una toalla y ajusta el termostato del aparato a una temperatura moderada. El calor excesivo daña la cutícula del cabello y al ver tu cabello se verá más opaco y áspero al tacto. Los secadores con difusores son preferidos: permiten al calor no concentrarse demasiado en un área específica, haciendo circular el calor y dañando menos la piel. Al elegir los cepillos a utilizar, privilegia los modelos en material natural, que respeten

Deja un comentario